Ir al contenido
Ionescu
  1. Baloncesto
  2. NBA

All Star: Sabrina Ionescu reta a la historia

Con el record de más triples convertidos en un All Star, Ionescu se enfrentará cara a cara con Stephen Curry para resolver quién es mejor tirador. Repasamos la carrera de la base de Walnut Creek.

La carrera de la base de las Liberty ha estado siempre rodeada de un aura de estrella que la propia jugadora ha ido moldeando a cada temporada desde su tiempo en la universidad. Con unas cifras a la altura de pocas, Ionescu llegó a la élite en plena pandemia para dominar el baloncesto norteamericano y corroborar las palabras que su padre le dijo a un conocido periodista en un taxi, cuando ella tenía tan solo 19 años: “Mi hija no es buena, mi hija es la mejor.”

Años después, Sabrina domina la WNBA y está considerada como una de las mejores tiradoras del momento. 

Sus inicios en California

Con apenas catorce años, Ionescu ya era la líder de su equipo en su época de High School. En el instituto de Miramonte sus números ya asustaban con sus dos primeras temporadas anotando más de 14 puntos por partido y con un tercer año llegando a los 18 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 4 robos llevando al equipo a las semifinales de división.

Sus años en el Miramonte HS acabaron con varios records que aún perduran en el tiempo. Sabrina Ionescu es la máxima anotadora y máxima asistente de la historia del instituto californiano, pero además también domina en la estadística de robos y en la de triples dobles. 

Con la gran mayoría de las universidades queriendo que se uniera a sus filas, finalmente fueron las Oregon Ducks las que se llevaron a una Ionescu que llegaría para poner en todo lo alto a la franquicia de Eugene.

Eterna en las Oregon Ducks

Hasta su llegada, las Ducks no habían disputado nunca la Final Four de la NCAA y la última vez que habían liderado su conferencia databa del año 2000. Dieciséis temporadas después las de Oregon comenzaban a cocinar a fuego lento el impacto de una Sabrina Ionescu que ya en su primera temporada promedió 14 puntos, 5 asistencias y 6 rebotes, acabando sextas de la conferencia oeste. Ante todo pronóstico las Ducks llegaron al playoff de división como tapadas y fueron superando rondas hasta plantarse en la final donde fueron rematadas por la posterior ganadora del camponato UConn. Ionescu fue galardonada con un puesto en el mejor quinteto de la division y nombrada novata del año.

Una primera temporada de impacto que suponía la rampa de salida a lo que se venía por delante en el Matthew Knight Arena. Para la 2017/18 Ionescu disputó todos los encuentros de la temporada regular llegando a los 19 puntos por encuentro, 8 asistencias y 7 rebotes. Las Ducks repetirían resultado en el playoff de su división, cayendo de nuevo en la final (esta vez ante Notre Dame) y quedándose por segundo año consecutivo a las puertas de disputar la Final Four en el March Madness.

Ya en la 2018/19, llegó el momento de hacer historia. Las Oregon Ducks siendo segundas en la temporada regular, eliminaron a Mississippi State en la final del playoff y por primera vez en su historia se plantaban en la tan deseada Final Four. Las Ducks, con una Ionescu que se fue hasta los 31 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias en la final completaban una temporada histórica a la que solo le restaban dos partidos para alcanzar la gloria.

Lamentablemente, las chicas dirigidas por Kelly Graves perderían a las primeras de cambio en semifinales ante las Baylor Lady Bears, que a posteriori se alzarían con el título. 

En una temporada histórica, Ionescu se fue hasta los casi 20 puntos por encuentro acumulando varios premios a su temporada y marcando un record en su universidad con 13 triples-dobles en una temporada.

Su último año en las Ducks volvió a estar marcado por grandes números tanto individuales como colectivos, pero debido a la pandemia la temporada se suspendió dejando la liga suspendida y no permitiendo al equipo luchar por el título. No obstante, Ionescu se declaró elegible al draft de 2020 y las quinielas fueron incesantes durante un buen tiempo por saber qué equipo se llevaría a la perla de Walnut Creek.

Número uno del draft y las Liberty

En la primera edición virtual del draft del baloncesto norteamericano, la WNBA le dio el número uno a Sabrina Ionescu siendo las capitalinas New York Liberty las que se llevarían a la jugadora que ya en su segundo partido en la liga dejaría clara su calidad con 33 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias en 34 minutos ante Dallas Wings.

Pero lo que parecía una temporada prometedora acabó torciéndose con una lesión que la dejaría fuera toda la temporada con tan solo tres encuentros disputados.

En su segunda temporada, buscando rendición tras su fiasco anterior, Ionescu fue pieza clave en las Liberty dirigiendo y anotando a su antojo y dejando ya un récord en la franquicia al convertirse en la primera jugadora de las de Nueva York que hacia un triple-doble en la historia. La temporada, no obstante, fue complicada para el equipo que accedió a playoff como octavas para caer en primera ronda ante las Phonix Mercury a la postre subcampeonas.

La temporada 2022 con idéntico resultado para las Liberty en la liga, cayendo en primera ronda del playoff, nos dejó a una Ionescu jugando más encuentros y robando más balones. Asentada en el equipo de Sandy Brondello, Sabrina llegaría a disputar por primera vez el All Star de la WNBA y acabó dentro del segundo quinteto de la temporada.

Entonces llegó 2023 como el año Ionescu a todos los niveles. Con las Liberty consiguió acabar con el mejor record de la historia de la franquicia (32-8), accediendo a la final de la liga tras dejar por el camino a las Mystics y las Sun, pero cayendo en la final ante las doble campeonas Las Vegas Aces. No obstante, el equipo consiguió levantar la Commissioner’s Cup y dejó una temporada para el recuerdo con muchas esperanzas para 2024.

A nivel personal, además de levantar un título, Ionescu volvió a ser All Star y fue la mejor triplista del concurso disputado en Las Vegas. Sabrina consiguió la histórica cifra de anotar 37 triples de 40 intentos, siendo la anotación más alta en la historia de la WNBA y la NBA. Este hecho dio tanto que hablar que, hasta el propio Stephen Curry, que poseía el record de 31, aceptó el reto de enfrentarse en el All Star 2024 contra ella. 

El duelo marcará un hito en la historia del deporte norteamericano con un enfrentamiento mujer-hombre por primera vez en la historia. Ambos disputarán este “3-Point Challenge” con las reglas de su propia liga. Un duelo por todo lo alto que pase lo que pase encumbrará a dos de los mejores lanzadores de la historia del balón naranja.   

Porcentaje de acierto en triples (temporada regular)

 

Sabrina Ionescu

Stephen Curry

2019-2020

35%

24%

2020-2021 

32% 

42% 

2021-2022 

33% 

38% 

2022-2023 

44% 

42% 

Artículos relacionados

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies