Ir al contenido
F1
  1. Motor
  2. Fórmula 1

GP de Japón: Las mejores carreras de la historia en la F1

El Gran Premio de Japón de Fórmula 1 presenta duelos que han terminado en las salas de cine, revanchas entre compañeros de equipo o remontadas antológicas.

El Gran Premio de Japón de Fórmula 1 nos ha dejado momentos para la historia del automovilismo. Las características técnicas del Fuji Speedway y del Circuito de Suzuka, unido a las condiciones climáticas del país nipón, son un aliciente más al igualar las prestaciones de los monoplazas en estas últimas décadas.

Por otro lado, merece la pena destacar que esta carrera se disputaba tradicionalmente en el tramo final de la temporada, así que su resultado ha sido crucial para decidir el título en varias ediciones. Las cosas han cambiado con la ampliación del calendario y una mayor organización del mayor circo del automovilismo, algo que les ha restado cierta intensidad a sus eventos.

Las cinco mejores carreras de la historia en el GP de Japón de F1

Gran Premio de Japón de 1976
Gran Premio de Japón de 1989
Gran Premio de Japón de 2004
Gran Premio de Japón de 2005
Gran Premio de Japón de 2006

Un duelo de película

El Gran Premio de Japón de 1976 fue el primero que se realizaba en el país nipón y se encargó de cerrar la temporada con el título en juego. El triunfo en la carrera fue para Mario Andretti, pero la verdadera lucha estaba en el podio con el foco puesto en Niki Lauda y James Hunt.

El Fuji Speedway supuso el colofón de un curso espectacular, que acabó plasmándose en una película: Rush (2013). La escasa visibilidad era uno de los problemas acuciantes de la F1, algo que le costó un grave accidente a Lauda unos meses antes y le empujó a retirarse.

El austriaco se estaba jugando el título contra Hunt en esta carrera y teóricamente los pilotos de la parrilla habían pactado una retirada colectiva tras realizar un par de vueltas. Sin embargo, nadie acompañó a Lauda en su protesta y su rival se proclamó campeón por un único punto de diferencia, aunque el británico reventó una rueda en el tramo final de la carrera y necesitó remontar de forma agónica hasta el tercer puesto.

La tensión entre Senna y Prost

El Gran Premio de Japón de 1989 también está grabado en la memoria de todos los amantes de la Fórmula 1, debido al enfrentamiento que protagonizaron Ayrton Senna y Alain Prost. El brasileño y el francés se disputaban el título durante la penúltima carrera del calendario, algo que se tradujo en una intensidad con muy pocos precedentes en la historia.

Los dos pilotos colisionaron y Senna fue el único que pudo llegar a boxes para reparar sus daños en el monoplaza. Su calidad al volante le permitió ganar, pero fue descalificado por la acción con su compañero de equipo y perdería el título en favor del galo.

El séptimo título de Schumacher

El Gran Premio de Japón de 2004 permitió que Michael Schumacher levantase el séptimo y último título de su carrera deportiva. El alemán llegaba muy igualado con Rubens Barrichello y el brasileño ostentaba la pole, pero no pudo terminar la carrera por un accidente.

La estrella de Ferrari logró el triunfo en el Circuito de Suzuka, donde se había impuesto en seis ocasiones con anterioridad. Eso sí, no volvió a subirse a lo más alto del podio ni en este evento ni en la clasificación general desde entonces.

Una remontada mágica de Alonso

El Gran Premio de Japón de 2005 era la penúltima carrera de una temporada histórica para el automovilismo español, ya que Fernando Alonso se había proclamado campeón del mundo matemáticamente. El asturiano no realizó una buena sesión clasificatoria y partía desde la zona trasera de la parrilla de salida, pero terminó tercero tras firmar una de las remontadas más impresionantes de la historia.

El triunfo fue para Kimi Räikkönen, que terminaría por ocupar la segunda plaza de la general por delante de Schumacher. Aun así, todos los focos estaban puestos en Alonso, que empezó a fraguar su leyenda como un icono del automovilismo.

El último título de Alonso

El Gran Premio de Japón de 2006 supuso el primer triunfo de Alonso en el Circuito de Suzuka y le permitió levantar su segundo título consecutivo en la F1. El asturiano no ha vuelto a ganar un mundial desde entonces, pero la suerte le acompañó en esa ocasión gracias a una avería de Schumacher.

El alemán lideraba la general a falta de dos carreras, pero este problema mecánico le impidió depender de sí mismo en el último evento del año. Por su parte, Alonso no defraudó y aprovechó su oportunidad para volver a demostrar su valía al volante.

Artículos relacionados

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies