Ir al contenido
Fútbol
  1. Fútbol
  2. Selección Española

Selección española: Brahim Díaz elige a Marruecos

Existen una lista de jugadores nacidos en España que, por diferentes motivos, defienden los colores de otro país. Repasamos la lista de españoles que juegan con otras selecciones.

La reciente decisión de Brahim Díaz, jugador del Real Madrid, de jugar con la selección de Marruecos en lugar de esperar una oportunidad con la selección española ha desencadenado un debate sobre la identidad nacional y las raíces culturales en el fútbol. Esta elección, que refleja la realidad multicultural del deporte, no es única en el panorama futbolístico español.

A lo largo de los años, varios futbolistas nacidos en España han decidido representar a otros países en competiciones internacionales. Los motivos son diversos, en muchas ocasiones la competencia de La Roja provoca falta de oportunidad para algunos jugadores, por lo cual se decantan por opciones alternativas.

Otras veces, la elección es personal, relacionada con el sentimiento de pertenencia y el deseo de representar los orígenes. Finalmente, en ocasiones son las propias federaciones de otros paises quienes realizan una labor de captación a jugadores potencialmente seleccionables, precipitando la decisión de los mismos.

A continuación, presentamos una lista de jugadores españoles que han optado por jugar con otras selecciones y exploramos las razones detrás de sus decisiones.

Achraf Hakimi (Marruecos)

Nacido en Madrid en 1998, Achraf Hakimi es un talentoso lateral derecho que ha optado por representar a Marruecos en competiciones internacionales.

Aunque tenía la opción de jugar para España, Hakimi se identifica fuertemente con sus raíces marroquíes y decidió representar al país de su ascendencia. Su elección se basa en una conexión emocional y cultural con Marruecos, donde debutó con la selección absoluta a una temprana edad.

Desde entonces, Hakimi ha sido un pilar en el equipo nacional, destacando por su velocidad, habilidad técnica y capacidad para contribuir en ataque, lo cual le ha convertido en uno de los capitanes del combinado marroquí.

Alejandro Garnacho (Argentina)

El joven extremo madrileño, nacido en 2004, ha sorprendido al mundo del fútbol al decidir representar a Argentina en lugar de España. A pesar de haber vestido la camiseta de la selección española en categorías inferiores, Garnacho se sintió más identificado con sus raíces argentinas, herencia de su madre.

Su elección ha sido respaldada por su talento y rendimiento en el Manchester United, donde ha mostrado destellos de habilidad y capacidad goleadora, afianzando su candidatura como activo de la albiceleste en el futuro.

Giovani Simeone (Argentina)

Hijo del legendario entrenador Diego Simeone, Giovani Simeone nació en España en 1995, pero eligió representar a Argentina a nivel internacional. A pesar de haber sido parte de las categorías inferiores de la selección española, Simeone se decantó por Argentina.

Según sus propias declaraciones, su decisión se debe a su fuerte conexión con el país de su padre y su deseo de seguir sus pasos en el fútbol internacional. A pesar de no ser un fijo, el cholito lucha por ser una pieza importante en el equipo argentino, contribuyendo con su habilidad goleadora y su trabajo incansable en el campo.

Rafinha (Brasil)

También de linaje futbolístico, a diferencia de su hermano Thiago Alcántara, quien optó por representar a España, Rafinha decidió jugar para Brasil, el país de su nacimiento. Nacido en Brasil en 1993, Rafinha creció en España, debido a que su padre jugaba en el Celta de Vigo, y se formó en las categorías inferiores del Barcelona.

Aunque España mostró interés en su talento, Rafinha optó por Brasil, donde ha sido convocado en varias ocasiones y ha demostrado su calidad como centrocampista creativo. Su elección refleja su identificación con su país de origen y su deseo de representarlo en el escenario internacional.

Iñaki Williams (Ghana)

Otra historia de hermanos es el caso de los Williams. Mientras Nico, el menor de ambos y nacido en Pamplona, juega para la roja, su hermano mayor, Iñaki , nacido en Bilbao en 1994, decidió representar a Ghana en lugar de España.

Aunque había sido internacional con España en categorías inferiores, Williams optó por jugar para Ghana como un homenaje a sus raíces y en reconocimiento a su herencia africana. A pesar de las dificultades iniciales con la selección de Ghana, Williams ha demostrado su valía como delantero y ha sido convocado para competiciones internacionales, incluido el Mundial de Qatar.

Keita Baldé (Senegal)

Nacido en Girona en 1995, Keita Baldé optó por representar a Senegal en competiciones internacionales. A pesar de haber crecido en Cataluña y haber sido parte de las categorías inferiores de la selección española, Baldé se identifica con sus raíces senegalesas y decidió jugar para el país africano.

Su elección ha sido recompensada con éxito en la selección de Senegal, donde ha contribuido con su velocidad y habilidad en el frente de ataque para lograr proclamarse campeón de la Copa África en 2022.

Pedro Obiang (Guinea Ecuatorial)

Nacido en Alcalá de Henares en 1992, Pedro Obiang es otro ejemplo de un jugador español que ha optado por representar a otro país en competiciones internacionales. A pesar de haber sido parte de las categorías inferiores de la selección española, Obiang decidió jugar para Guinea Ecuatorial, el país de origen de sus padres. Su elección se basa en su conexión con su herencia guineana y su deseo de representar al país en el escenario internacional.

Vanja y Sergej Milinković-Savić (Serbia)

Otro caso fraternal, pero con decisión compartida es el de Vanja Milinković-Savić, nacido en Ourense, y Sergej Milinković-Savić, nacido en Lleida, siendo ambos futbolistas españoles que optaron por representar a Serbia en competiciones internacionales.

Aunque tuvieron la opción de jugar para España, los hermanos Milinković-Savić eligieron representar a Serbia debido a su conexión con el país de origen de su padre. Ambos han sido parte del equipo nacional de Serbia y han disputado numerosos torneos incluyendo Europeos y Mundial.

Iván Balliu (Albania)

Nacido en Caldas de Malavella en 1992, Ivan Balliu es otro ejemplo de un jugador español que ha optado por representar a otro país en competiciones internacionales. A pesar de haber sido internacional en categorías inferiores con España, Balliu decidió jugar para Albania, el país de origen de su apellido y parte de su ascendencia. Su elección se basa en su conexión con su herencia albanesa y su deseo de representar al país en el escenario internacional.

Jordi Amat (Indonesia)

Jordi Amat Maas es un caso peculiar en el mundo del fútbol. Nacido en Barcelona, España, Jordi tiene ascendencia indonesia a través de su abuela, lo que le otorga un vínculo especial con el país asiático. A lo largo de su carrera, destacó en varios clubes de LaLiga, incluyendo al Espanyol, Rayo Vallecano y Betis. Aunque representó a España en las categorías inferiores, decidió jugar para la selección de Indonesia. Su debut con los Garudas se produjo en diciembre de 2022, en un partido de la Copa AFF contra Camboya.

La decisión de Amat de jugar por Indonesia se basa en su conexión con sus raíces familiares y su interés en explorar su herencia asiática. Aunque tuvo oportunidades en las selecciones juveniles españolas, encontró en Indonesia una oportunidad para honrar su legado familiar y contribuir al fútbol de ese país.

Damaris Egurrola (Países Bajos)

Damaris Egurrola, una destacada figura del fútbol femenino, de padre vasco y madre neerlandesa, nació en Orlando (Estados Unidos) en 1999. Tras destacar en el Athletic de Bilbao y en las selecciones juveniles españolas, a pesar de las tentativas de la selección española, con cierta polémica, Damaris optó por representar a Países Bajos.

Su debut con la Oranje llegó el 8 de abril en un partido de clasificación para el Mundial, reflejando su conexión con la herencia materna y su ambición internacional.

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies