Ir al contenido
Real Sociedad
  1. Fútbol
  2. LaLiga

LaLiga: Imanol Aguacil y el triunfo del trabajo

El entrenador de la Real Sociedad que deslumbra en Europa vive una historia de amor y superación que, más allá de resultados y títulos, redefine el éxito del club donostiarra

Imanol Alguacil no solo ostenta el título de entrenador en la Real Sociedad, sino también siente su escudo en el corazón. Desde sus días como jugador, donde superó el centenar de apariciones con el equipo donostiarra, hasta desarrollar su carrera entera como entrenador en la entidad de San Sebastián, Imanol ha sido parte activa en la historia reciente del club. Su conexión va más allá de lo profesional, es la devoción de un hombre que vive por y para el conjunto txuri-urdin.

Más de una década de esfuerzo dedicado a un objetivo

El ascenso de Alguacil desde las categorías inferiores hasta el primer equipo es una narrativa de perseverancia y dedicación. Tras retirarse como jugador, dirigió primero al juvenil del Zarautz, en su única experiencia en los banquillos fuera de la entidad donostiarra.

En 2011, la Real Sociedad lo llamó, y así comenzó su meteórico ascenso, empezando primero como entrenador en el juvenil por dos temporadas y después tomando las riendas del Sanse, como se conoce al filial de la Real Sociedad.

La primera gran aparición en el mundo del fútbol se dio en 2018. Imanol asumió de forma interina el banquillo del primer equipo tras la destitución de Eusebio Sacristán en la recta final de campeonato. Consiguió la reacción deseada finalizando en la novena posición, pero la dirección decidió que volvería al filial tras el final de temporada.

De la oportunidad al sueño

La campaña siguiente 2018-2019, Asier Garitano fue cesado tras un pobre inicio de campeonato y, de nuevo, Imanol asumió el timón del primer equipo. Quizá las circunstancias no eran las ideales, pero el de Orio estaba preparado para aprovechar una oportunidad para la que había trabajado toda su vida.

Desde el primer momento, con los mismos valores y trabajo de siempre, se hizo con el grupo y revirtió la dinámica negativa para finalizar en una noble novena posición. Desde esa primera temporada la Real Sociedad ha experimentado una evolución sorprendente, difícilmente imaginable incluso para los más optimistas.

En su primera temporada completa, la 2019-2020, llevó al equipo al sexto lugar en La Liga, iniciando una racha de resultados tremendamente exitosa en LaLiga. En las temporadas siguientes, Alguacil consolidó el estatus de la Real Sociedad como contendiente constante en competiciones europeas.

En la temporada 2022-2023, alcanzaron la cuarta posición en La Liga, asegurando un lugar en la Liga de Campeones después de una década de ausencia.

Lejos de conformarse, en el capítulo más reciente de esta saga de triunfos, la actuación impecable en la fase de grupos de la Liga de Campeones 2023-2024, donde la Real Sociedad no solo avanzó invicta, sino que se alzó como líder de grupo.

Una Copa muy Real

Sin deslucir todo lo anterior, el momento culminante de Imanol llegó en abril de 2021. Un año después de lo programado, debido a la pandemia del COVID, con un gol de Oyarzabal, la Real Sociedad conquistó la Copa del Rey ante su eterno rival, el Athletic Club de Bilbao, poniendo fin a 34 años de interminable sequía.

En una imagen ya icónica, durante la rueda de prensa posterior, Imanol se vestía con los colores su equipo y bufanda en mano, como un aficionado más txurri-urdin, festejaba el triunfo de su equipo.

A quienes no lo conocían, podría resultar sorprendente semejante imagen. Sin embargo, quienes conocen su historia, la de un hombre devoto de su profesión y su club, que trabajó durante una década, desde la base a la cima, por un objetivo, entendían que Imanol Alguacil no celebraba solo un título, sino cumplir su propio sueño.

Las claves tácticas de Imanol

El equipo de Alguacil transmite su propia pasión y amor por los colores, pero se sustenta en un increible trabajo táctico con un estilo de juego tan diferencial como atractivo. La flexibilidad táctica es su firma, con un juego combinativo claro y versátil en el que domina el control del balón.

Imanol utiliza principalmente el 4-3-3 o una varición de la misma en ataque identificable como 4-2-3-1, mostrando un rendimiento defensivo excepcional liderados por Le Normand y Zubeldia. Además, en fase defensiva, el bloque medio-alto facilita robos en campo rival y transiciones ofensivas rápidas.

En fase ofensiva, el juego interior es fundamental en la estrategia de Imanol, con un punta de referencia que dija la defensa y una linea de tres interiores buscando desmarques de apoyo detrás de la línea rival. Con ello asegura la posesión y crea situaciones de superioridad en los flancos, haciendo brillar a jugadores como Kubo, Oyarzabal o Brais Méndez

Como enlace de ambas fases, la clave donestiarra se basa en la movilidad ofensiva del trivote en el mediocampo, generando líneas de pase para la construcción del juego dese la base con Zubimendi y Merino. 

Más alla de nombres individuales, el trabajo táctico de Imanol, sustentaod por la cantera y aciertos desde la dirección deportiva, han construido un colectivo sólido y eficiente que destaca en todas las fases del juego.

Las historia continúa

Imanol Alguacil ha trascendido el papel de entrenador para convertirse en un ícono de la Real Sociedad, con su enfoque apasionado y su habilidad táctica ha elevado al club a alturas inimaginables cuando llegó al cargo allá por 2018.

Más allá de los resultados, ha infundido una mentalidad ganadora y un sentido de identidad en sus jugadores. El futuro, bajo la tutela del guipuzcuano, promete más éxitos y emociones, con la Real Sociedad marcando su territorio en la élite del fútbol europeo.

La historia de Imanol Alguacil y la Real Sociedad parece lejos de concluir. Al contrario, más bien está en proceso de escribirse para un equipo que todavía no ha encontrado su techo. Por su parte, para Imanol solo queda seguir soñando.

Artículos relacionados

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies

¿Nuevo en bet365? Consiga hasta 100€ en créditos de apuesta en Deportes y 10 fichas doradas Registrarse

Ingreso mínimo de 5€ para los créditos de apuesta. Las ganancias no incluyen el importe de los créditos de apuesta. Se aplican condiciones, límites de tiempo y exclusiones. Ingreso mínimo de 50€ para las fichas doradas. Se aplican premios máximos, restricciones de juego, límites de tiempo y condiciones.