Ir al contenido
Tenis hierba
  1. Tenis
  2. Wimbledon

Wimbledon: Federer, el rey de la hierba londinense

Más allá de ser el hombre que más veces ha alzado el trofeo de Wimbledon, el tenista suizo posee una gran variedad de récords y ha disputado algunos de los duelos más memorables en el All England Club.

La imagen de Roger Federer siempre estará ligada a Wimbledon, el torneo donde el suizo forjó su leyenda como uno de los mejores tenistas de todos los tiempos. Con su conquista de 2017 superó a Pete Sampras como máximo campeón masculino del Grand Slam londinense con un total de ocho títulos y, aunque Novak Djokovic acecha el récord tras ganar las ediciones de 2021 y 2022 para igualar a Sampras, el suizo cuenta con una gran variedad de hitos que lo convierten en el auténtico rey de Londres.

Una larga espera para lograr el récord

Cuando Federer, sin haber cumplido todavía los 26 años, conquistó Wimbledon durante cinco ediciones consecutivas entre 2003 y 2007, igualando la proeza de Björn Borg ente 1976 y 1980, parecía tan solo cuestión de tiempo que acabara alcanzando y superando el récord de siete títulos londinenses que logró Pete Sampras entre 1993 y 2000.

Fue en 2008 cuando Federer sufrió su primer gran revés en el All England Club, al perder la histórica final contra Rafa Nadal, aunque un año después regresó a lo más alto para firmar su sexta conquista y ponerse a tiro del récord.

Sin embargo, en las siguientes temporadas surgieron algunas dudas, con Nadal y Novak Djokovic ya consolidados sobre la hierba londinense con sendos títulos mientras Federer caía eliminado en los cuartos de final ante Tomás Berdych y Jo-Wilfried Tsonga, rivales que a priori no parecían lo suficientemente peligrosos como para derrocar al suizo.

Por eso su éxito de 2012 cobró un significado especial, pues no solo consiguió alcanzar a Sampras, sino que le permitió dar un golpe sobre la mesa para regresar al número uno del ranking mundial tras dos años de ausencia.

En 2013 todos los focos se posaban sobre el suizo, quien dio la campanada pero en el peor de los sentidos, pues sufrió su mayor decepción al caer en la segunda ronda ante Sergiy Stakhovsky. Al año siguiente Federer regresó a la final, pero Djokovic le privó de batir el récord y lo mismo sucedió un año después, mientras que en 2016 el panorama se complicaba con su derrota en semifinales ante Milos Raonic.

La ansiada conquista del octavo título

En enero de 2017 Federer recuperó las esperanzas al conquistar el Open de Australia, su primer grande en cuatro años y medio. A Wimbledon acudió como tercer cabeza de serie, por detrás de Andy Murray y Djokovic, con el que podía cruzarse en semifinales. Sin embargo, el serbio se retiró en cuartos y Federer no desaprovechó la oportunidad: ganó a Marin Cilic en la final y batió el récord de Sampras.

Por el camino, el tenista de Basilea aprovechó para firmar otro hito al ganar el torneo sin ceder ni un solo set, algo que nadie había conseguido desde que lo lograra Borg en 1976. También le permitió adelantarse en la carrera por el récord de títulos de Grand Slam con 19 (Nadal le seguía por entonces con 15).

Además, superó el récord de Jimmy Connors de mayor número de partidos ganados en Wimbledon y el de Serena Williams de mayor número de partidos ganados en torneos de Grand Slam.

Los otros hitos de Federer en Wimbledon

Aparte de ser el tenista que más veces ha ganado el torneo masculino individual de Wimbledon, Federer también ostenta el récord de finales disputadas con un total de 12, además de ser quién más partidos ha jugado en semifinales (13) y en cuartos de final (18).

Por ello, lidera igualmente el ranking de victorias en el Grand Slam londinense con un total de 105, sin olvidar que en dos ocasiones ha sido capaz de encadenar 34 sets ganados de manera consecutiva, algo que tampoco nadie ha igualado hasta la fecha.

Por otra parte, fue protagonista en dos de las finales más memorables no solo en la historia de Wimbledon, sino del tenis en general, aunque en ambos casos a su pesar. La primera fue la de 2008, cuando salió derrotado ante Nadal por 6-4, 6-4, 6-7(5), 6-7(8), 9-7 en el que está considerado por muchos especialistas como el mejor partido de tenis de todos los tiempos.

Ese partido marcó también un nuevo récord de duración de una final individual masculina de Wimbledon con 4 horas y 48 minutos, pero esa cifra se superó en la final de 2019 que Federer perdió ante Djokovic por 7-6(5), 1-6, 7-6(4), 4-6, 13-12(3), pese a que el suizo llegó a disponer de dos match points a su favor.

Artículos relacionados

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies