Ir al contenido
Tour 1989
  1. Historias del Deporte

1/7/1989: Perico llegó tarde al Tour

El error del segoviano se recuerda como uno de los más graves del ciclismo, pues en aquel 1989 era el gran favorito para ganar, pero los casi tres minutos perdidos en el prólogo le impidieron finalmente disputar el título.

Perico Delgado fue el ganador del Tour de Francia 1988 y el segundo en el 1987, lo que le convertía en uno de los grandes favoritos a la ronda gala de 1989. Entonces se corría un prólogo, una etapa corta previa al inicio de las tres semanas de competición, y en ese caso era una contrarreloj por Luxemburgo el día 1 de julio. Entonces el español, que salía el último, llegó tarde a su hora de comenzar y perdió más de tres minutos en la jornada, lo que a la postre le acabó significando el perder aquella carrera.

¿Qué ocurrió aquel 1 de julio de 1989?

Esta es una historia que ha sido relatada por el propio protagonista en infinidad de ocasiones. Perico sabía que salía el último, portando el maillot amarillo por haber ganado en la edición anterior.

Pero el segoviano era consciente de que, si llegaba pronto a la línea de salida, la expectación sobre su figura sería mayúscula y podría perder los nervios. Por ese motivo decidió llegar más tarde de lo que su equipo calculaba para prácticamente subirse a la bici y comenzar a pedalear por las calles de Luxemburgo.

Sin embargo, al final el tiempo se le echó encima, calculó mal su llegada y comenzó aquella contrarreloj 2:40 minutos más tarde de lo que debería. Después, cedería más de tres minutos en la línea de meta, lo que significó un error garrafal por su parte.

No fue su único error

Aquella actuación puso nervioso a un Delgado que estuvo fuera de sí los siguientes días, lo que finalmente le impidió poder disputar el título con los dos principales corredores de aquel año; Greg LeMond y Laurent Fignon.

En la segunda etapa Perico hizo demasiados ataque sin sentido para intentar recortar los más de tres minutos de desventaja con sus principales rivales. Él mismo ha asegurado que lo hizo por la rabia y la impotencia de lo ocurrido en el prólogo. Y ese desgaste le pasó factura en la tercera etapa, una contrarreloj por equipos en la que el Reynolds acabó último, porque tuvo que esperar a su jefe de filas, con más de cuatro minutos perdidos con respecto a los ganadores.

Eso dejaba en el tercer día de competición a Perico Delgado a más de siete minutos de la cabeza de carrera, una desventaja que le descolgaría de cualquier opción de victoria en París pese a que sí que logró remontar bastante, sobre todo en su especialidad, la montaña.

Al final, Perico Delgado acabó tercero, logrando su tercer podio en la ronda gala. Pero finalizó a más de 3:30 con respecto a un LeMond que se impuso a Fignon en la última etapa y por un tiempo mínimo de ocho segundos.

Eso sí, siempre quedará para el recuerdo la reflexión de saber qué hubiera sido de aquel Tour de 1989 si Delgado hubiera llegado a tiempo a su salida y no hubiera regalado esos 2:40 a sus rivales.

Artículos relacionados

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies