Ir al contenido
Dardos
  1. Otros deportes y noticias

Dardos: Cómo funciona el sistema de puntos

Los dardos son un juego caracterizado por una técnica milimétrica y la precisión. Nuestra práctica guía explicará las reglas y la puntuación de este curioso y popular deporte

Algunos atribuyen su origen a 1896, considerado el año oficial del nacimiento de este deporte. Hay quienes, sin embargo, escarban aún más en el pasado, hasta la Edad Media, en torno al 1300, para encontrar su origen temporal real.

Lo cierto es que los dardos cuentan con una larga e importante historia que ha ido de la mano del crecimiento de la popularidad de un juego que, según las cifras, fascina a más de 50 millones de personas en todo el mundo.

Antes de entrar en materia, hay que saber algunos conocimientos básicos, principalmente las reglas principales y el sistema establecido para el conteo de la puntuación.

La altura correcta de una diana

Hay que remitirse a la normativa internacional, según la cual el centro de la diana, o como se denomina en la jerga bullseye, debe situarse a 173 cm de altura desde el suelo.

Los dardos son un deporte que explota la memoria muscular y los jugadores con más éxito son capaces de repetir una y otra vez movimientos exactos con poca o ninguna variación.

En consecuencia, lo importante es que las medidas sean correctas y que la altura se calcule a partir del centro exacto de la diana. Una diana fuera de lugar alteraría la competición debido a la gran mecanización de los movimientos en el juego.

Distancia correcta a la diana

La línea de tiro debe tener 3-4 cm de ancho y estar situada a 237 cm de la proyección del centro del blanco en el suelo.

Es importante recordar que esta línea no se puede cruzar ni pisar durante los lanzamientos en la competición.

Para una medición precisa, se utilizaba una cuerda para medir la perpendicular de la diana en el suelo y calcular 2,37 metros desde la misma. Alternativamente, se puede añadir el grosor de la diana a la medida estándar.

En caso de duda, también puede utilizar la medida de la diagonal entre el centro de la diana y el centro de la línea de tiro, que debe ser de 2,93 metros.

Cómo se divide una diana

La diana estándar se divide en 20 segmentos numerados, puntuados de uno a 20 puntos, con una diana y un blanco en el centro, en la intersección de los segmentos.

Cada número tiene una zona doble y otra triple, que duplica o triplica el número correspondiente. La diana vale 50 puntos y el blanco 25. La máxima puntuación posible con un dardo es 60 y se consigue lanzando un triple 20.

Cómo jugar a 501 en dardos

Aunque existen variables con mayor y menor puntuación, la forma más generalizada es una competición desde 501 puntos a cero.

Cada jugador, por turnos, lanza tres dardos sobre la diana y cuantos más puntos consiga en el lanzamiento, más rápido disminuirá su puntuación y mayores serán sus posibilidades de ganar la partida.

La mayoría de los jugadores profesionales aspiran a acertar el triple 20 con los tres dardos y, si lo consiguen, la puntuación máxima en una diana es de 180 puntos.

Además, una partida de 501 debe ganarse o cerrarse con un lanzamiento a un doble, llegando la puntuación exactamente a cero.

Por ejemplo, una puntuación de 40 requeriría un doble 20 o una puntuación de dos requeriría un doble uno. Si al lanzar a 40 con el primer lanzamiento, el dardo termina en el 20 simple, debes lanzar un doble 10 para "cerrar" con 20 exactos.

Sin embargo, nunca puedes conseguir más puntos de los que te faltan, es decir, no puedes pasarte. Cuando el dardo impacta en un número con un valor superior a tu puntuación restante, pierdes automáticamente el turno a favor de tu oponente. Asimismo, tu puntuación seguirá siendo la inicial al comienzo de tu turno.

Formato de competición en dardos a 501

Una competición se juega en formato de sets y partidas, conocidos como legs en inglés.

Cada leg o partida, el jugador inicia con 501 puntos y gana cuando llega a cero, cerrando con un doble. Para ganar el set debe ganar un número determinado de legs o partidas, habitualmente el mejor de 5, es decir ganar 3 legs o partidas.

Asimismo, gana el partido el que alcance el número de sets establecido: en primera y segunda ronda suelen ser tres sets; en tercera y cuarta ronda, cuatro sets; en cuartos de final, cinco; en la semifinal, seis; y, en la final, siete sets.

El papel de la estrategia y la capacidad mnemotécnica

Las matemáticas también desempeñan un papel importante en los dardos. Es crucial maximizar las posibilidades de conseguir un tiro doble ganador y es importante que esos tiros se dirijan a la diana más grande posible.

Con una puntuación restante de 50, se puede completar con un dardo en el centro de la diana o bullseye. Sin embargo, la superficie de esa parte de la diana es considerablemente más reducida que los dobles en el exterior del tablero.

Por lo tanto, con una puntuación final de 50, los jugadores profesionales intentarían golpear primero un solo número, por ejemplo el 10 o el 18, dependiendo del doble final deseado, para preparar dicho tiro final al doble 20 o al doble 16.

También hay que tener en cuenta los finales combinados. Es bastante fácil recordar los números al inicio de la jugada, por ejemplo para 110 puntos, nos serviría un triple 20, un simple 10 y un doble 20, pero ¿qué se debe hacer si el primer dardo golpea un simple 20?

En este caso es donde la estrategia y las matemáticas se muestran como clave en las partidas de dardos. Hay numerosas combinaciones en una diana y es vital considerar la mejor manera de afrontarlas, tanto antes como durante la partida.

Artículos relacionados

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies