Ir al contenido
Mundial baloncesto - España
  1. Historias del Deporte

3/9/2006: España rompe el molde

La selección de Pepu Hernández se hizo con su primer oro mundialista, para abrir la senda de la mejor generación de su historia.

El 3 de septiembre de 2006, la selección española masculina de baloncesto ganó su primera medalla de oro en la Copa del Mundo de Baloncesto. Lo hicieron gracias a una sensacional final ante Grecia y tras un campeonato que le abriría la puerta a las mejores hazañas de ese sector deportivo de nuestro país. En aquel equipo estaban nada menos que Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Rudy Fernández, José Manuel Calderón o Felipe Reyes, entre otros, jugadores que llegaron donde ningún otro español lo había hecho antes para llevar al equipo a lo más alto de esta y otras competiciones.

Una final, con la mejor defensa de la historia

El 3 de septiembre de 2006, España jugó su primera final de la Copa del Mundo de Baloncesto. En Japón se enfrentarían a Grecia, que acababa de eliminar en semifinales al gran favorito, Estados Unidos.

Por este motivo y porque a España le faltaba su gran estrella, Pau Gasol, los griegos eran los máximos candidatos a la victoria en un partido en el que el equipo de Pepu Hernández no tenía rival.

Desde el inicio, la ÑBA marcó el ritmo del partido y demostró que se había preparado mejor para el choque. Los griegos cayeron una y otra vez en la desesperación ante la gran defensa española, que logró dejar a su rival con apenas 47 puntos. Con un marcador de 70-47, España hizo historia al ganar su primera medalla en una Copa del Mundo, su primer oro y certificar esa defensa como la mejor de las finales del torneo de todos los tiempos.

Un campeonato muy sufrido

España jugó aquel campeonato sintiéndose por primera vez en su historia como una selección importante. Y pese a la presión que tenían aquellos jóvenes jugadores, rindieron incluso por encima de lo esperado.

Los españoles acabarían primeros en su Grupo B, cosechando las cinco victorias a las que aspiraban, y desde ahí clasificándose a unos cruces complicadísimos. En su camino se toparon con Serbia y Montenegro, Lituania y Argentina, antes de la final. En octavos ganaron por ocho puntos (87-75), en cuartos por 22 puntos (89-67) y en semifinales por un ajustadísimo tanteador de 74-75, con un último tiro de Manu Ginóbili fallado. Por lo tanto, se sufrió mucho durante toda esta segunda fase para alcanzar una final en la que se acabó haciendo historia.

El oro que necesitaba una generación

Los llamados Juniors de Oro eran una generación atrevida y con mucha calidad baloncestística, un equipo llamado a marcar una época. Sin embargo, desde que los Gasol, Navarro y compañía empezaron a entrar en la selección absoluta, no terminaban de despuntar como parecía que podían.

Hasta aquel Mundial del 2006 habían disputado los Europeos del 2001, 2003 y 2005, además del Mundial del 2002 y los Juegos Olímpicos del 2004. En esos cinco campeonatos consiguieron el bronce en el Eurobasket 2001 y la plata en el del 2003, pero se dieron un par de batacazos importantes en el Mundial 2002 y en los Juegos de Atenas 2004.

No obstante, a partir del oro del 2006, el equipo empezó a cosechar medalla tras medalla, llegando a un palmarés que hasta la entrada de esta generación dorada sumaba una medalla olímpica (plata) y cinco europeas (cuatro platas y un bronce). Desde entonces, en los 18 años posteriores, la selección española ha conseguido aparte tres medallas olímpicas (dos platas y un bronce), dos en los Mundiales (dos oros) y va ya por las nueve en los Campeonatos de Europa (cuatro otros, dos platas y tres bronces).

Artículos relacionados

bet365 utiliza cookies

Utilizamos cookies para ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Para más información consulte nuestra Política de cookies

¿Nuevo en bet365? Consiga hasta 100€ en créditos de apuesta en Deportes y 10 fichas doradas Registrarse

Ingreso mínimo de 5€ para los créditos de apuesta. Las ganancias no incluyen el importe de los créditos de apuesta. Se aplican condiciones, límites de tiempo y exclusiones. Ingreso mínimo de 50€ para las fichas doradas. Se aplican premios máximos, restricciones de juego, límites de tiempo y condiciones.